Problemas matrimoniales durante el embarazo

problemas matrimoniales durante el embarazo

¿Quién necesita que las cosas se pongan más difíciles? ¿Tienes problemas matrimoniales durante el embarazo? Prepararse para ser responsable de una vida humana ya es mucho que manejar. En esta situación, cuando hay problemas, deben ser tratados de inmediato. Un embarazo no siempre es una situación ideal y quienes se encuentran esperando un hijo y al mismo tiempo enfrentando problemas en su matrimonio, suelen no saber qué hacer.

Se pone el embarazo como lo más importante y se intenta evadir los problemas como si fuera la peste. Es una respuesta entendible pero no es la manera de hacer las cosas. Adoptar una actitud pasiva frente a los problemas matrimoniales sólo empeora la relación. Ignorarlos les permite crecer. El conflicto y la tensión deben ser quitados del matrimonio para que una vez que el bebe llegue, el foco se ponga en ser excelente padres y tener un matrimonio feliz.

Los problemas matrimoniales más comunes durante un embarazo

Muchos son los problemas matrimoniales durante el embarazo. Si estas leyendo esto, probablemente estés enfrentando al menos uno y estas buscando una solución para mantener el lazo matrimonial. Algunos de los problemas mas comunes que aparecen durante el embarazo es la falta de comunicación, el distanciamiento y problemas en la intimidad. Estos son estresantes para la relación pero pueden ser resueltos. El primer paso para superarlos es identificar su raíz.

La falta de comunicación ocurre gradualmente, tanto que a veces las parejas no se llegan a dar cuenta. Es un problema típico durante un embarazo, porque hay mucho que pensar acerca del futuro. Es fácil sentirse estrenado y sobrepasado. Esta falta de comunicación puede identificarse cuando las parejas comienzan a discutir mas, o están en sintonías distintas, hay más tensión en el hogar y las cosas ya no fluyen como antes. Esto pasa cuando las parejas no se ocupa de los problemas y dejan que la frustración se acumule con el tiempo.

El distanciamiento suele ocurrir debido a dos cosas. La falta de comunicación y el no ocuparse de las necesidades del otro. No comunicarse causa distanciamiento porque actúa como combustible para el fuego. El combustible esta formado de problemas no resueltos, incertidumbre, frustración y malentendidos. Afortunadamente esto es algo que se puede arreglar si la pareja trabaja en mejorar su comunicación efectiva.

Cuando las necesidades físicas, emocionales e intelectuales no son cumplidas, la pareja comienza a separarse. La falta de satisfacción es horrible para una relación.

La intimidad es otra cosa que suele sufrir durante el embarazo. Las causas pueden incluir la tensión existente, sentirse menos atractiva e incluso temor. Es obvio que la intimidad desaparece cuando la pareja no se comunica y se distancia. Además está la inseguridad debido a los cambios que experimenta la mujer en su cuerpo. Incluso los hombres suelen tener temor a hacerle daño al bebé. Todas las razones son validas pero la pareja debe mantener viva la pasión. Esto es lo que hace que la conexión entre ambos no se rompa.

Resolviendo los problemas matrimoniales durante el embarazo

Falta de comunicación

Reparar la comunicación requiere tiempo, comprensión y apoyo. Cuando notas que algo no esta bien, pregunta. Esto te puede ayudar a tener otro punto de vista frente a una situación. Establezcan un tiempo para identificar qué no esta funcionando y hablen acerca de eso. Hablar de los problemas parece fácil, pero en realidad es difícil. Y aquí es donde la comprensión y el apoyo entran. Hablar abiertamente requiere un ambiente seguro, en el que ambos hablen abiertamente y se vean el uno al otro como confidentes. Esto implica trabajar en la confianza y la comprensión. Así que abran los oídos, eviten las ganas de discutir y consideren los sentimientos de cada uno. De esta manera ambos se sentirán comprendidos y apoyados.

Distanciamiento

Satisfacer las necesidades es más fácil. Para las necesidades emocionales, busca llegar al corazón de tu pareja de nuevo. Las parejas tienden a esforzarse cada vez menos en las cosas simples que hacen una relación dulce. Expresen su amor con palabras a diario. Caminen de la mano, sean mas afectuosos el uno con el otro y sean espontáneos. Esto es algo que nunca deben dejar de hacer.

El estimulo intelectual también es importante. Compartan algo del ultimo libro que leyeron, discutan la película que acaban de ver, hablen de los eventos actuales o háganse bromas. Una pareja que te hace pensar es alguien digno de tener al lado.

Intimidad

Resueltos los dos problemas anteriores, el esposo y la esposa se sentirán mas cerca de nuevo. Una vez que se ocupen del corazón y la mente, es tiempo de seguir con la intimidad. El esposo debe ayudar a su esposa a no sentirse menos atractiva sólo por los cambios en su cuerpo. La esposa a su vez puede ocuparse de ella, cuando te ocupas de ti misma y te sientes bien contigo, tu autoestima aumenta. Lleva a cabo actividades como ejercicios para embarazadas por ejemplo. Además el esposo debe estar siempre expresando lo hermosa que se ve su mujer embarazada.

Si el temor a dañar al bebé es la causa de los problemas de intimidad, hablen con su doctor. Este podrá resolver sus dudas desde un punto de vista médico y entregar consejos prácticos. Además pueden mejorar su vida intima volviendo una pareja con mente mas abierta. Si aun necesitan ayuda, un consejero matrimonial puede ser muy útil.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Conocerme y Comunicarme Copyright © 2015.