8 Problemas matrimoniales comunes

estres-matrimonio

Muchos problemas pueden ocurrir en los matrimonios y la mayoría de ellos pueden ser evitados, arreglados o resueltos usando diferentes métodos y técnicas. Estos son algunos problemas matrimoniales comunes que suelen aparecer.

Problemas matrimoniales comunes

1. Infidelidad

Que uno de los integrantes de la pareja casada sea infiel es algo mas común de lo que nos gustaría admitir. Ser infiel en el matrimonio incluye engañar o tener romances emocionales. Otras formas son la infidelidad física, los romances de una noche, relaciones extra maritales a través de internet o romances de cualquier tipo. La infidelidad ocurre en las relaciones por diversas razones y se trata de un problema común que muchas parejas intentan solucionar.

2. Diferencias sexuales

La intimidad física es indispensable para una relación de largo plazo pero es también una de las principales causas de problemas en el matrimonio. Los problemas sexuales pueden ocurrir por muchas razones, siendo la principal la falta de deseo. La mayoría de las personas suele pensar que solo las mujeres experimentan esto, pero la realidad es que también los hombres la sufren.

Otras veces el problema va por las preferencias de uno de los dos esposos. Uno puede desear algo que el otro no esta dispuesto a cumplir, o que le parece incomodo.

3. Valores y creencias personales

En todos los matrimonios hay discusiones y problemas, pero algunos son mas difíciles de superar, como las diferencias en creencias personales o los valores que cada uno tenga. Uno de los cónyuges puede ser creyente de una religión distinta al otro. Esto puede llegar a causar problemas importantes si alguno de los dos se cansa de tener que hacer las cosas separadas, como ir a distintos lugares de adoración, dependiendo de la creencia de cada uno.

Otras diferencias incluyen los valores base de cada uno, por ejemplo cómo se crían los hijos, como se les enseña durante su niñez, las definiciones de lo bueno y lo malo, etc. Debido a que no todos crecemos con los mismos sistemas de creencias, moral o metas, hay mucho espacio para discutir.

4. Etapas de la vida

Muchas personas no consideran sus etapas de vida cuando se trata de una relación. En algunos casos, los problemas matrimoniales ocurren porque los esposos están en distintas etapas de sus vidas y quieren algo que el otro no. Esto suele ocurrir en matrimonios cuyos cónyuges tienen una diferencia de edad significativa. La personalidad cambia con el tiempo y las parejas que alguna vez fueron compatibles, dejan de serlo. Los matrimonios entre personas de edades diferentes, y en etapas diferentes suelen tener este problema.

5. Situaciones traumáticas

Pasar por situaciones traumáticas implica mas presión y desafíos a los matrimonios. Algunas situaciones pueden cambiar la vida de forma dramática. Para algunas parejas casadas, estas situaciones traumáticas causan problemas porque uno de los dos no sabe como manejar la situación. Puede que uno no sepa como funcionar sin el otro, por ejemplo si tiene que pasar un tiempo en el hospital o en cama. Otros casos involucran cuidados las 24 horas del día, causando dependencia. A veces la responsabilidad es demasiado y la relación se comienza a deteriorar hasta su fin.

6. Estrés

El estrés es un problema común en el matrimonio. Puede ser provocado por diversas situaciones e instancias, como problemas financieros, familiares o mentales. Por ejemplo, si uno de los dos pierde su trabajo. O problemas con los niños, la familia, etc. Ademas si no se maneja de manera adecuada, puede provocar mas estrés.

7. Aburrimiento

El aburrimiento es serio problema marital. Con el tiempo, puede que alguno se aburra. Se puede cansar de cosas que ocurren en el matrimonio, en especial si se ha caído en la monotonía, lo predecible. Es muy probable que una pareja haga lo mismo día a día por años sin cambiar nada, sin una chispa, sin algo espontáneo de vez en cuando. Si una relación no tiene espontaneidad, es probable que el aburrimiento aparezca.

8. Celos

Los celos son otro problema que hace que los matrimonios se vuelvan negativos. Si se tiene un cónyuge demasiado celoso, la relación o simplemente estar cerca del otro se vuelve todo un desafío. Los celos son buenos en una relación, siempre y cuando no se vuelvan obsesión. Cuando uno de los dos se vuelve extremadamente celoso, es insoportable. Preguntan el por qué de todo, con quien hablas por teléfono, por qué hablas con esa persona, como la conociste, hace cuanto la conoces, etc. Tener una pareja demasiado celosa causa estrés, que eventualmente destruye el matrimonio.

No hay comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Conocerme y Comunicarme Copyright © 2015.